Hilos tensores

Conocidos como HILOS TENSORES O MAGIC LIFT, estos hilos mágicos producen un efecto lifting sin cirugía ,sin cambios artificiales y sin procedimientos complicados.

Se trata sin duda de un procedimiento revolucionario, que no tiene nada que ver con los hilos de anclaje que hace años se usaron y precisaban puntos de sutura y además, dejaban caras con expresiones cambiadas...

En este caso, la aplicación no es invasiva, ni dolorosa, ni complicada, no deja secuelas y no producen ningún tipo de alergia... Es  igual de simple que  una mesoterapia o incluso mejor, pues se realiza con muchas menos punciones. Simplemente necesita un minucioso conocimiento por parte del médico de la anatomía y de la fisionomía particular de la paciente, para realizar el depósito de los hilos en la concentración y alineación adecuada en cada zona. Los hilos se insertan mediante una aguja muy fina en el tejido celular subcutáneo y ahí quedan sin dejar huella, ni protuberancias, ni rojeces, ni cicatrices... absolutamente nada.

Una vez han quedado colocados en el nivel de la piel adecuado, éstos hilos comienzan a estimular la redensificación de la piel. Están compuestos de polidioxanona, que es un material reabsorbible que funciona estimulando la formación de colágeno a su alrededor, y de este modo, va aumentando la densidad de la piel, y con ella su tensión(efecto lifting). El rejuvenecimiento que van produciendo es "desde dentro", progresivo y natural, pues una vez más es nuestro propio colágeno el que nos ayuda a rejuvenecer, y el que va a producir un mallado que nos retensará la piel. Su extrema naturalidad, hace que se  recomienden a partir de los 35 años, para ayudar a la flacidez desde sus comienzos.

Revolucionarios por su inocuidad, su efectividad y su naturalidad, encima  nos proporciona unos resultados que son máximos a los tres meses y que nos proporcionan una piel  brillante, con más volúmen y más elástica. En resúmen; más joven y natural.